10 de junio de 2016

Todo pasó 3



La esperanza se esfumó en cuando partiste por última vez. Dejé de querer tus besos, tus abrazos y tú frío interés. Me armé de valor, te llamé. No quisiste luchar y yo sola no podía. Te fuiste, me dejaste. Y otra vez mi historia se repitió. Nunca me olvidaré de ese día, de lo que sentí, de lo que me dolió, de lo que sangró, de que por un momento quería dejar de vivir. Llamé a una persona y me escuchó. Y entonces me demostró que la edad no importaba para la amistad...siempre estaré agradecida por lo que hiciste esa noche por mí y por todo lo demás. 20 años nos separan y es una de las mejores personas que tengo en la vida.
Sin ti, conmigo. Aprendiendo. 4 meses con antidepresivos, alguna salida al hospital, ansiedad, bloqueo, subidas y bajadas pero poco a poco más cerca.
A pesar de todo tengo suerte. Tengo suerte por las personas que tengo a mi lado. Tengo suerte por qué me voy a dedicar a algo por vocación. Suerte la mía por qué los niños y sus sonrisas todo me lo curan. Suerte la mía por ser fuerte y no dejar de sonreír. 

1 año desde que pasó todo, 9 meses con depresión, 4 medicada...creo que va siendo hora de salir de aquí. De disfrutar. DE VIVIR. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario